Peeling químico

Para aquellas personas que deseen mejorar el aspecto del cutis, existe un tratamiento dermatológico que resulta ideal: el peeling químico. Se trata de un procedimiento no quirúrgico que contribuye a mejorar notablemente la apariencia de un rostro cuya piel dañada por diferentes motivos -varicela, arrugas y manchas ocasionadas por la exposición al sol, acné, seborrea, entre otras afecciones- presenta un aspecto poco estético que no en pocas ocasiones perjudica la autoestima.

¿Cómo se realiza un peeling químico?

El peeling químico consiste en la aplicación de ciertas sustancias químicas, tales como el fenol y los ácidos tricloroacético, kójico, salicílico, láctico, mandélico, retinoico y glicólico sobre las zonas afectadas del cutis. Estos productos exfolian muy profundamente la piel afectada y la desprenden, para que luego la misma pueda regenerarse y luzca nuevamente tersa, delicada y sobre todo saludable. Según sea el tipo de peeling realizado, el tratamiento puede tener tanto una duración de 10 minutos como extenderse hasta las dos horas. Los pacientes pueden llegar a experimentar prurito y enrojecimiento en el rostro, lagrimeo o cierta inflamación que cede con el paso del tiempo. El médico dermatólogo es el especialista indicado para este tipo de tratamiento.

Tipos de peelings

El peeling químico puede realizarse de tres formas:

  • Peeling superficial:

    realizado principalmente con alfahidroxiácidos, es un tratamiento que contribuye a logar un aspecto fresco y juvenil. Es el método apropiado para combatir la foliculitis, el acné y la seborrea, y puede repetirse cada quince días.

  • Peeling medio:

    para llevarlo a cabo se utiliza solución de fenol o de ácido tricloroacético, o bien mascarillas de este mismo producto. El peeling medio es utilizado en casos de envejecimiento ocasionado por la acción de los rayos solares o elementos tóxicos y para tratar arrugas importantes.

  • Peeling profundo:

    es un tratamiento de excelentes resultados. Sumamente efectivo para manchas cutáneas de distinta naturaleza, queratosis y arrugas de todo tipo y profundidad. La solución de Baker-Gordon a base de fenol es la más utilizada para esta clase de peeling.

Indicaciones de importancia

Antes de acudir a una sesión de peeling, es conveniente alertar al médico en caso de estar embarazada. También si se ha padecido algún tipo de herpes u otra enfermedad de la piel o se están tomando medicamentos, especialmente isotretinoína vía oral. El dermatólogo también debe estar al tanto si es que se han realizado peelings o alguna cirugía anteriormente. Por otra parte, es bueno realizarse una correcta limpieza de cutis antes del tratamiento de peeling.

¿Cuándo y a partir de qué edad suelen realizarse estos tratamientos?

Como el peeling es un tratamiento que responde favorablemente a distintas patologías, las edades en las que suele realizarse son muy variadas. Pueden recurrir a un peeling químico tanto las adolescentes desde los doce o trece años como las mujeres jóvenes de 20, 30, 40 o algo más maduras que deseen verse rejuvenecidas. Y, si bien son las mujeres las que mayormente solicitan un tratamiento de peeling, nada impide que los hombres se sometan también a estos procedimientos.

Consulte a su médico cirujano para información específica para su caso particular.

Páginas web consultadas:

. http://geosalud.com/cirugiaestetica/peeling.htm

- http://www.aedv.es/enfermedades/pdf/peeling.pdf

- http://www.nuevadermatologia.com.ar/peeling.html

- http://www.secpre.org/

Texas New Mexico Arizona Nevada California Florida Illinois New York Massachusetts Colorado New Jersey Oregon Washington Odaho Montana North Dakota South Dakota Wyoming Utah Nebraska Kansas Oklahoma Louisiana Arkansas Misuri Lowa Wisconsin Minnesota Michigan Indiana Ohio Pensilvania Kentucky Tennessee Misisipi Alabama Georgia South carolina North carolina Virginia West Virginia Maine Vermot New Hampshire Connecticut Rhoda Island Maryland Delaware Alaska Hawaii